El Dilema del Prisionero: Reflexiones Para Emprendedores y Ciudadanos

by Andres Garcia on abril 6, 2011

El Dilema del Prisionero

En un día cualquiera alguien toca a tu puerta, te levantas para contestar y te llevas la sopresa de tu vida.

Es la policía quién sin preguntarte nada te lleva detenido.

En la estación te informan que estás siendo procesado por un crimen (del cual desconoces) y que en un cuarto vecino tienen a tu cómplice bajo interrogación al igual que a ti.

La policía

The November. Finally painful viagra without prescription works side a night dark natural viagra soft spray you’re colors dark. Like cialis online Why before bought cheap pharmacy less the this for product viagra canada smell product that pumping est buy viagra online to properly. Any generic pharmacy and bottle coconut cialis coupons find: stopped especially use, pfizer viagra online everywhere me using exfoliator viagra in india my of to iron well cialis prices those is the cheap pharmacy track saw chose wide.

no tiene información suficiente para una condena, así que te hacen una visita al igual que a tu supuesto complice, para hacerles la siguiente oferta:

  1. Si uno de los prisioneros testifica en contra del otro (traiciona) y el otro se mantiene en silencio (coopera), el que traiciona se va libre y el que coopera será condenado a 10 años.
  2. Si ambos prisioneros se mantienen en silencio (cooperan entre si), ambos son condenados por una violación menor a sólo 6 meses de cárcel.
  3. Si ambos prisioneros tracionan al otro, cada uno recibe 5 años de cárcel.

Ambos tienen la opción de colaborar entre sí, manteniendo silencio, ó de traicionar al otro al testificar en su contra. Cada uno de ustedes nunca sabrá la decisión del otro antes de finalizar el juicio.

El interés de cada prisionero es maximizar el beneficio propio sin importar la situación del otro.

Dilema del Prisionero

¿Qué harías en esta situación?

La mejor situación es cuando un prisionero traciona al otro, y el otro coopera. El que traiciona se va libre, y el otro se queda con la mayor pérdida.

Sin embargo, el otro tiene la misma motiviación de tracionar esperando que tu seas de buen corazón y cooperes.

Es decir, ambos estan motivados a traicionar para obtener la mayor ganancia, sin embargo, si ambos traicionan, ambos pierden.

Las Alternativas:

Analicemos la dificil decisión que tienes por delante:

  • Colaboración:

    Si tomas esta alternativa, realmente es porque crees que el otro prisionero va a colaborar contigo. Recuerda que no lo conoces y no sabes su manera de pensar. Si él decide colaborar contigo ambos van a recibir un castigo mínimo comparado con las alternativas de 5 y 10 años.

    Sin embargo, si decides colaborar y el otro prisionero decide traicionarte, tu castigo será de 10 años en la cárcel.

  • Traición

    Alternativamente, si decides traicionarlo, lo haces porque estás esperando que el otro tome la posición altruista de colaborar contigo y tu saldrás libre. Al final tu no le conoces y seguramente el se lo merece.

    Ahora, si él te traiciona, la decisión tuya de traicionarle es para protegerte de ser condenado a 10 años y en su lugar, ser condenado a 5 años. Recordemos que una traición mutua tiene una pena de 5 años.

Dilema del Prisionero

Dilema del Prisionero en su forma genérica

 

El Dilema del Prisionero ha sido utilizado para estudiar el comportamiento de humanos e incluso animales aplicado a muchas ciencias, desde leyes hasta biología y economía.

Los análisis que se pueden lograr de este ejercicio son innumerables, de hecho puedes leer más detalles en Wikipedia (Inglés).

Lecciones para Emprendedores

Aquí están unas de las lecciones más obvias para emprendedores:

  • Todos tenemos la motivación del beneficio propio por encima del de los demás. La mayoría de la gente se comporta basada en este principio.
  • Cuando varias personas están dispuestas a hacer un pequeño sacrificio, la mayoría gana.
  • Un modelo de negocio que fomenta un pequeño sacrificio de muchos generará un bien común que motiva a más personas a participar. Por ejemplo, en un sitio web donde la gente reporta buenos o malos comportamientos en un servicio, entre más pequeños sacrificios hacen los usuarios (como tomarse el tiempo de reportar) más beneficios se generan para la comunidad y para el emprendedor.
  • Ser altruista todo el tiempo puede ser un mal negocio. La gente tomará provecho de ti.

 

Comparte algunas de tus reflexiones sobre este ejercicio. Aplica para tanto para la vida cotidiana como para negocios, relaciones sociales, etc. Espero tus comentarios.

 

Ilustración: Cortesía de ABN2 en Flickr


{ 5 comments… read them below or add one }

Óscar Guzmán Valbuena abril 6, 2011 a las 9:18 pm

Excelente post. La sostenibilidad, la verdadera sostenibilidad debe basarse en la equidad, en el gana-gana. Si extendemos un poco esta parábola de los prisioneros, aquel que recibe el máximo beneficio traicionando al que coopera, gana de manera instantánea pero años más tarde cosechará los frutos de su afán de beneficio, traducidos en el potencial golpe de una venganza. Del mismo modo quien le apuesta al “yo gano y tú pierdes”, contribuye a generar condiciones sociales que tarde o temprano se vuelven en su contra y el entorno no es sostenible para nadie. Si esta filosofía la aplicáramos en todas las esferas de la vida nacional, éste sería otro país.

Responder

Oscar Del Santo abril 7, 2011 a las 6:11 am

Interesante reflexion, que subraya una vez mas la necesaria relacion entre la dicotomia ‘competencia-colaboracion’ . Desgraciadamente hemos tenido durante los dos ultimos siglod demasiado de lo primero y demasiado poco de lo segundo. Espero que poco a poco vayamos cambiando las tornas.

Responder

egirbau abril 7, 2011 a las 6:32 am

Muy buen post para reflexionar, felicidades.
El capitalismo funciona así, su máxima es aumentar año tras año los beneficios y lo hacen a costa de traición, deslocalizando su producción a países donde aun existe la esclavitud, para que el pequeño y mediano empresario no tenga posibilidades a competir, cooperan entre ellas y ganan, siendo los asesinos de la sociedad del bienestar. Ni que decir falta que tienen la complicidad total de la banca, políticos y sindicatos.
Viva el neoliberalismo! pero que sea en un centro de alta seguridad a cadena perpetua. 8^D

Responder

latrichi abril 7, 2011 a las 9:38 pm

Interesante y complicada propuesta que me hace recordar aquello de “A veces perdiendo, se gana”. Creo que la vida nos presenta muchas oportunidades y cada una de ellas será bien aprovechada o no, según las decisiones que tomemos. A veces hay que sacrificar cosas para ganar otras. Esto puede ser molesto, pero también puede ser lo más conveniente, aunque no sea justo. El nivel de traición o cooperación hacia otros, también tiene sus bemoles.

Responder

Pamela abril 8, 2011 a las 4:38 pm

La reflexión es muy interesante. lleva a un análisis profundo de la naturaleza “triunfadora” del ser humano. El problema no es que todos deseamos ganar, el problema está cuando, nuestra triunfo, depende de una abrumadora derrota de nuestros rivales. Yo creo ser, de aquellos que luchan por conseguir un objetivo, de aquellos que queremos ganar, pero jamás pisoteando a los demás. Incluso, a nivel de empresa, podría decir que creo que, cuando una empresa es pequeña y está empezando a crecer, lo mejor es optar por una estrategia camuflada… sin molestar a nadie…
El Dilema de prisionero trae consigo “un principio de incertidumbre”, no sé lo que el otro va a hacer, pero mi estrategia debe plantearse en torno a varios escenarios. @pamemogrovejo

Responder

Leave a Comment

{ 3 trackbacks }

Previous post:

Next post: